Después de que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, acusara a los productores agropecuarios de “especuladores” y por no vender su producción de soja y sostener que “guardan US$20.000 millones y no los liquidan esperando mejor rentabilidad cuando el país los necesita”, la preocupación se apoderó del sector ante el temor de ataques y/o roturas de silobolsas.

En las últimas horas, el tema fue abordado por directivos de la Filial Balcarce de la Federación Agraria Argentina con integrantes del Comando de Patrulla Rural de la Policía bonaerense.

Desde la repartición policial se indicó a la entidad gremial que hay permanentes recorridas y acciones preventivas en el sector rural, pero a su vez requirió la colaboración de los productores para que avisen cualquier situación sospechosa o extraña.