Tiene continuidad el “Plan contra el fraude eléctrico” que lleva adelante la Cooperativa de Electricidad, con el que se siguen identificando conexiones clandestinas, irregulares y peligrosas.

Personal dependiente del área de corte y fraude retiró tres conexiones en la zona de calles 20 y 33, sobre calle 12 entre 39 y 41 y en el Barrio Hipólito Yrigoyen. Cada uno de los procedimientos se llevó a cabo según indica la normativa de OCEBA bajo la supervisión del asesor letrado de la Cooperativa de Electricidad, José Fernández Daguerre, quien realizó las actuaciones correspondientes.

Durante el procedimiento se confeccionaron las actas de infracción y retiraron diferentes alteraciones en medidores, cables, postes de luz y la red eléctrica en general. Al mismo tiempo se informó al propietario del domicilio identificado que será denunciado penalmente en caso de advertirse una nueva anomalía en la conexión.

Se recuerda a los socios que las conexiones ilegales causan picos de tensión que afectan la calidad del servicio, poniendo en riesgo la vida de quien las manipula y de terceros. Es por ello que las inspecciones continuarán de igual manera, con el fin de atenuar las pérdidas económicas y mitigar el peligro que significan para las familias.