El robo de una mochila con documentación y 220 mil pesos que una mujer sufrió en un café de la zona comercial de calle Güemes derivó en un allanamiento en la casa de la imputada, una mujer de 73 años que registra casi 50 procesos penales por el mismo delito, que es cleptómana y que hace una década fue declarada inimputable.
El viernes pasado una mujer de 36 años denunció en la comisaría novena que le sustrajeron la mochila que había dejado colgada en una silla de un café ubicado en San Lorenzo casi Güemes. En el marco de las actuaciones por hurto a cargo de la fiscal Florencia Salas, se analizaron las cámaras de seguridad y se identificó a la autora: una mujer radicada en nuestra ciudad conocida por cometer hechos de la misma manera.
Tras el pedido formulado por la Unidad Funcional de Instrucción N°1, el Juez de Garantías Saúl Errandonea avaló la realización de un allanamiento en la casa de la mujer en Balcarce donde secuestraron las prendas de vestir utilizadas en el ilícito.
La mujer fue notificada de la formación de una nueva causa por hurto, aunque no se tomó ninguna medida restrictiva de su libertad.