En la mañana de este sábado se registró un siniestro vial en la intersección de calles 14 y 27. En la ocasión, colisionaron un Peugeot 207 y un vehículo Renault Sandero, los cuales experimentaron daños materiales. Si bien ambos conductores resultaron ilesos, el Sandero fue secuestrado por falta del seguro obligatorio para poder circular.
Intervino personal de Tránsito y de la Estación de Policía Comunal.