Efectivos de la SubDDI Balcarce efectuó junto a la Policía de la Ciudad de Buenos Aires un allanamiento en el barrio porteño de Villa Lugano y otro en Lanús, en forma conjunta con DDI de Avellaneda, debido a una investigación por “extorsión”.  

Las diligencias se concretaron luego de una denuncia por una estafa virtual a un vecino de 75 años quien entregó dinero y alhajas para que liberen a su hijo “supuestamente” secuestrado. Posteriormente, se percató que todo había sido un engaño y radicó la denuncia en la Estación de Policía Comunal. 

En la madrugada del viernes, efectivos pertenecientes a la División Defraudaciones y Estafas de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, de manera conjunta con SubDDI Balcarce, allanaron una vivienda ubicada en el barrio porteño de Villa Lugano, donde se realizaba el desbloqueo y activación de los celulares que utilizaban para cometer las maniobras delictivas. 

Los investigadores secuestraron en la vivienda de avenida Dellepiane 4790 de Capital Federal, unos nueve mil chips de telefonía celular (sim card), treinta teléfonos celulares y elementos de interés para la investigación. Además, de documentación probatoria, que serán sometidos a pericias para seguir ahondando en la investigación y avanzar contra el resto de los delincuentes. 

Por otro lado, en el domicilio de calle Chiclana al 3800 de Lanús, tras efectuar la misma diligencia en conjunto con personal de la DDI Avellaneda – Lanús, se halló y secuestró otros teléfonos celulares y documentación de interés que también será analizada en los próximos días. 

A los identificados que poseen entre 48 y 62 años de edad, se los notificó de “extorsión”, quedando a disposición de la Justicia, además de iniciarse una nueva causa por infracción a la Ley 25.891 que reglamenta la comercialización legal de teléfonos y componentes de celulares.  

Interviene la Fiscalía local, a cargo del doctor Rodolfo Moure.